In: Noticias0

En 2016 se abrió la convocatoria de ayudas para el Programa Renove Maquinaria Industrial. Se trata de una ayuda de la Sociedad para la Transformación Competitiva, S.A.  (SPRI) sociedad pública dependiente del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco.

Las ayudas objeto de este programa se instrumentan en forma de subvenciones por importe del 15% de los gastos elegibles, acreditados en concepto de adquisición de nueva maquinaria. La maquinaria debe tener un importe mínimo de compra superior a  70.000 €

Esta iniciativa pretende fomentar inversiones en maquinaria industrial con objeto de modernizar equipamientos productivos. En última instancia es una acción encaminada a mejorar la competitividad de las empresas así como ha modernizar sus equipos. Creemos que puede contribuir a la promoción del tejido industrial vasco. Las ayudas tienen la consideración de subvenciones a fondo perdido no reintegrables.

Sin embargo no todo son bondades. Tanto este año como el pasado, el crédito presupuestario se agotó rápidamente. Muchas empresas quedaron fuera del programa pese a estar esperando dicha convocatoria para realizar las inversiones. Se está dando un efecto pernicioso ya que las empresas no deben condicionar sus inversiones a la existencia de una ayuda. Por otro lado la ayuda es muy estricta con su requisito del “efecto incentivador”. Esto crea una discordancia entre periodo en el cual se hace la inversión y el período cubierto por la normativa para hacerla.

Para la resolución de la ayuda se sigue el criterio de prioridad en la solicitud. No se tiene en cuenta la existencia de un tejido industrial variado en cuanto al tamaño. Estos factores hacen que la ayuda no esté llegando a un importante número de empresas, micropymes en su mayoría. Precisamente son las más castigadas por la crisis y que mayores necesidades de inversión y salto a la innovación requieren.

El programa estaba previsto finalizara 11 de noviembre de 2016 pero apenas pasó de abril, agotándose el crédito en una semana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *